Últimos temas
» Registro de Nombres
Mar Ene 19, 2016 12:22 pm por Renata E Vulturi

» Registro de Grupos
Mar Ene 19, 2016 12:21 pm por Renata E Vulturi

» Registro de dones
Mar Ene 19, 2016 12:20 pm por Renata E Vulturi

» Registro de Pb's
Mar Ene 19, 2016 12:16 pm por Renata E Vulturi

» Registro de Rango
Mar Ene 19, 2016 12:14 pm por Renata E Vulturi

» Listado de Personajes Canon's
Miér Ene 06, 2016 3:12 pm por Ethan Koffman

» ¿Eres real...? | 0/1
Mar Dic 29, 2015 3:56 pm por Alexander Ivanov

» The Change |Normal|
Sáb Dic 19, 2015 10:30 am por Invitado

» Once Upon a Time RPG - Afiliación normal
Miér Dic 16, 2015 9:16 pm por Invitado

» Para rellenar la vida [0/4] + tramas.
Dom Dic 13, 2015 7:34 am por Mirina K. Bassop

» Romanians are back {1- 3}
Dom Dic 06, 2015 10:29 pm por Marriet LeBlanc

» Registro de Apellidos
Jue Dic 03, 2015 5:42 pm por Bella Cullen

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 1/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 25/48
Almos Immortal

Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Vie Oct 08, 2010 7:02 pm

necesitooo otra carptaaa m ncantooo!
Invitado

Volver arriba Ir abajo

2.2 Confusión

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 09, 2010 2:29 pm

Alerta!: Este capitulo es algo hot pero no mucho espero que les guste

2.2 Confusión



Intenté enfocar a Jake, estaba sentado en la barra con la vista fija en Nahuel, viendo cómo compraba la tercera copa de Vodka. Había decidido no sentarse con nosotros para no participar en lo que él llamaba nuestra “locura conjunta”, pero pude apreciar que había dos vasos vacíos justo al lado del whisky que apretaba entre sus manos.

No sabía cuánto había bebido, ni el tiempo que había pasado, pero por las acciones de Nahuel, aun no era suficiente.

Observé cómo una preciosa chica pelirroja se acercaba a mi Jacob y le echaba los brazos por encima, sin duda él estaba peor que yo, no pareció percatarse de la presencia de aquella humana hasta que esta le quitó el whisky y le dio un pequeño y coqueto sorbo.
Echando mano a mi lado vampirico agudicé mi oído adaptándolo a la voz de aquella fastidiosa chica, lo cual me resultó toda una hazaña en mis condiciones
-¿Qué hace un hombre como tú por aquí?
Lo estaba mirando de arriba abajo sin ocultar el placer que le producía su presencia.
-Intento controlarme para no matar a nadie.
No se asustó por el comentario, al contrario pareció aumentar su interés.
-Vaya… así que eres un chico malo- ¡Pero de qué iba! Cerré las manos alrededor de la mesa haciendo crujir la madera- Lo mejor para eso es tener el cuerpo ocupado.
Le dio un toque en la nariz.
-Zorra…- dije demasiado alto y con una voz que no reconocía.
-¿Has dicho algo?- Nahuel volvió a sentarse a mi lado, haciéndome perder la concentración.
-Gracias.
Cogí el vodka que me ofrecía sin decir una palabra más, tenía que ponerme más cerca de ellos. Decidí situarme detrás de Jake, a una distancia que según creí en aquél momento era considerable, treinta centímetros. La chica se dio cuenta y me lanzó una mirada envenenada aprovechando que Jacob pedía otra copa.
Me bebí la mía de un sorbo sin dejar de mirarla, así la asustaría.
- ¿Qué tal si nos vamos a un sitio más tranquilo?
Sin poder evitarlo mis labios se curvaron hacia dentro dejando expuestos mis dientes.
-Tengo…- Jake la miró con los ojos entornados, como si aquella conversación fuera exageradamente difícil- Tengo… que quedarme.
-O podrías venir…
Le besó en la mejilla, sus manos se deslizaron por el cuerpo de mi amigo sin ninguna clase de reparo.
Solté un gruñido, pero Nahuel fue el único que lo escuchó. No tardó en venir a por mí y llevarme a rastras hacia el baño. Nos encerró en uno de los wc.
-Nessie, no puedes matar a nadie en medio de una discoteca, espero que lo entiendas.
-No iba a matarla…
Quería salir de allí y arrancar a Jake de las garras de aquella mujer, quería gritarle que le amaba, suplicarle que me perdonase, pedirle que me deseara.
Una lágrima corrió por mi mejilla. Él ya me había dicho que no sentía esa clase de deseo hacia mí, ya no, me había asegurado que ya no ansiaba sentir nada.
Me obligué a reponerme centrando la vista en Nahuel. No podía sentirme así. Jake se merecía ser feliz. Y si ir con aquella pelirroja le hacía olvidarse de mí yo tenía que alegrarme de que lo hiciera.
-Estás en el cuarto de baño de las chicas.
-Aquí se liga más.
Me mordí el labio intentando que no me viera sonreír, tenía que reconocer que a veces me gustaba su descaro.
-No creo que ligues mucho metido aquí conmigo.
Me limpió la lágrima con un beso.
-Aquí está todo lo que quiero en este momento.
No entendí del todo lo que me dijo, pero mi corazón se puso frenético, atento al peligro que yo no sabía reconocer.
Se acercó más a mí, aplastándome contra la pared. Supuse que ese gesto tendría que haberme dolido, ya que escuché unos azulejos haciéndose añicos en mi espalda. Sin embargo no sentí nada.
Todo era como un extraño sueño. No sabía qué era lo que hacía…
El peso de su cuerpo me oprimía, llegando a hacerme sollozar. Era frío y a la vez caliente, puso sus labios en mi clavícula, y aspiró mi aroma, noté como estremecía. Sus manos se deslizaron hacia el pequeño tirante de mi vestido, tirando de él hacia abajo.
Esta vez no fue como la primera, no sentía deseos de él, mi mente estaba embotada, sus labios recorrían mi cuello y mi escote y sus manos escrutaban mi cuerpo.
Bajó el otro tirante y el vestido rojo se deslizó hasta mi cintura, dejando mis pechos al descubierto.
No me dio vergüenza, no significaba nada para mí. Sin embargo las lágrimas se deslizaron frenéticamente por mi rostro sin que ningún sonido ni queja les acompañara.
Me agarró con fuerza los muslos, arañándolos, y me impulsó hasta que acabé encima de él, rodeando sus caderas con mis piernas. Apoyé mis manos ambas contra paredes del pequeño cubículo para no caerme, mirando hacia arriba, intentando parar aquél mar que salía a través de mis ojos.
Necesitaba hacer lo que fuera por que Jacob saliera de mi cabeza, para dejarle libre…
Sus dedos se cerraron debajo de mi vientre atrapando lo que quedaba de vestido. Tiró de él con fuerza hasta que mi propio cuerpo lo rompió. Calló al suelo en dos pedazos.
-Para…
Me agarró aun más fuerte. Sentía la piel de mi cintura sufriendo bajo sus uñas. Sus dientes apretaban mi pecho de una forma demasiado peligrosa, como si intentara penetrar en mi piel.
Intenté separarle de mi cuerpo desnudo, pero no servía de nada, me encontraba perdida… y él era demasiado fuerte.
-Tú no quieres que pare…
Las manos se deslizaron desde la cintura hacia mi ombligo, y de ahí poco a poco hacia abajo.
-¡Para!
Me volvió a golpear contra la pared, furioso.
-¿No lo ves Nessie? Te estoy ayudando, se mía y no volverás a sufrir por él. Déjate llevar, solo tienes que cerrar los ojos y dejar que haga lo que yo quiera… y todo pasará. No volverás a pensar en él.
Sus palabras me confundían ¿Era eso lo que debía hacer? Parecía el camino más fácil. Sin embargo… escuché cómo comenzaba a desabrocharse la ropa.
-No, no puedo.
-Si puedes- No era una observación. Me lo estaba ordenando.
No podía moverme.
Jacob. Jacob, Jacob…

Como si mi amigo me hubiera escuchado arrancó la puerta con una sola mano y apartó a Nahuel de mí. Le miré aun confusa, habría jurado que sus ojos eran rojos. No hablaba, gruñía. En menos de un segundo se convirtió en un lobo, sacó a Nahuel de un manotazo y arremetió contra él en mitad del cuarto de baño.
Sabía que mi mente no alcanzaba a entender la gravedad de aquella situación. Un licántropo y un semivampiro furioso luchando en un servicio público. Me levanté para correr hacia ellos pero la pata trasera de Jake me devolvió a mi sitio.
-¡No lo hagan!
Nahuel mordió con fuerza a Jacob para zafarse de él.
Una chica entró en el baño y su grito nos hizo reaccionar a los tres. Aquello podía terminar muy, muy mal. Jake se transformó en humano y me cogió en brazos, mientras que con su espalda rompió la pared que separaba el baño del exterior, los tres salimos corriendo.
A varios metros sus gritos podían escucharse.
- Deberíamos encargarnos de ella.
-Tú no te vas a encargar de nada, soy yo el que se va a encargarse de ti cuando salgamos de esta.
Cerré los ojos pegándome más al cuerpo de Jacob, aquello no podía ser real. Sus voces parecían amortiguadas.
-Conozco ése sitio, sígueme- escuché decir a Nahuel.
-No voy a hacer nada de lo que me diga un inhumano como tú, si no te mato ahora es porque intento salvarla a ella.
-Ella no me ha impedido nada.
-¡Vete!
Pareció hacerle caso porque el cuerpo de Jacob perdió levemente su rigidez. Abrí los ojos. Corríamos por los callejones oscuros por los que habíamos llegado al comenzar la noche. Hasta ese momento no me di cuenta de la velocidad que mi amigo era capaz de alcanzar cuando era necesario. Los objetos apenas se distinguían cuando pasábamos por delante.
Finalmente Jake se detuvo y me soltó con delicadeza en un banco. No me miraba.
-Nessie lo siento muchísimo… ¿Tienes frío?
Recordé que apenas iba en topless y me tapé con las manos esperando que eso le hiciera más fácil mirarme.
-Estoy bien, algo confusa.
-Necesito llevarte al hotel y asegurarme de que no te ha hecho nada… pero no puedo llevarte así, y tampoco puedo dejarte sola.
-No me ha pasado nada, en serio, ve por algo de ropa y vuelve, yo te esperaré.
Jake asintió, me cogió de las manos y me las besó, como si fueran lo más precioso que había en el planeta.
-Si vuelve…
-No volverá- Le aseguré- Y si vuelve no hará nada. No creo que quisiera hacerme daño realmente.

Me miró asegurándose de que sus ojos no bajaban de mi cuello e intentó sonreírme. Le devolví una sonrisa que pretendía ser reconfortante. Suspiró y se alejó de mí, para dirigirse a la entrada del hotel.
-Aun así le mataré.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 09, 2010 3:45 pm

gfdf m ncantoooo! no paro de leermela!
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Ethan Koffman el Sáb Oct 09, 2010 3:48 pm

si esta bueno :D pero una cosa si jake se transformo de una no deberia haber quedado desnudo tambien? :dfsfe:


Ethan Koffman
avatar
Imagen Personal :

Mensajes : 12972

Fecha de nacimiento : 18/03/1994

Ubicacion : Seattle

Hijos de la luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 09, 2010 3:53 pm

jajaja buena pregunta embry ^^
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 09, 2010 3:57 pm

pues siii esta desnudo :$:$:
Invitado

Volver arriba Ir abajo

2.3 Persuasión

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 09, 2010 3:59 pm

2.3 Persuasión



Me agarré fuertemente a la almohada mientras Jake paseaba por la habitación a grandes zancadas.
-Maldito híbrido asqueroso…
Su alteración me ponía nerviosa, no sabía si se proponía aniquilarle o esperar a que mi padre se enterase de todo.
-No podemos dejar que se entere, ¿Sabes como va a reaccionar? Sería vergonzoso que mi propio padre vea lo que tú viste- O peor, lo que había visto Nahuel.
Jacob se paró delante de mi cama y me miró molesto.
-¿Y cómo pretendes ocultárselo? Si no fuera porque han salido Edward ya estaría dando caza a Nahuel por toda la ciudad.
Lo pensé, no había otra opción, o se enteraba mamá o se enteraba él, y la verdad es que no sabía cual era la mejor opción.
-Mamá podría ocultar nuestro pensamiento…
Mi amigo soltó una carcajada.
-En cuanto Bella se entere sí que puede ir temblando.
Dios, esto era demasiado complicado, no quería que mis padres se enterasen de que me había emborrachado y me había dejado sobar como una estúpida. Es más, aun estaba bastante borracha.
-Vale, ¿Y qué hacemos?
-¿Por qué tienes ese interés en que nadie sepa lo que ha ocurrido?
-En primer lugar porque aunque no fuera un acto consentido tampoco puse resistencia- Noté cómo me ruborizaba- En segundo lugar, eso empeoraría las cosas, tenemos que convivir y colaborar si queremos encontrar a Joham lo más pronto posible, y por último ¡Son mis padres!
Jake se sentó a los pies de la cama y suspiró colocando la cabeza entre sus piernas.
-Vale, olvidemos por un momento el hecho de que te dejaras tocar por… eso- Genial, ahora ni siquiera quería mirarme, me lo merecía- Es imposible ocultar a los dos lo que ha pasado, así que no se por qué discutimos algo así.
Tenía razón, hiciera lo que hiciera mis padres iban a ver como su querida hijita bebía y cosas peores.
-A veces odio a mi padre…
-Al único que debes odiar es a Nahuel- Volvió a levantarse para mirar por la ventana- Nada de esto habría pasado de no ser por él.
Me acurruqué aun más entre las sabanas y sin poder evitarlo solté un largo suspiro, últimamente me estaba metiendo en más líos de la cuenta, y al contrario que cualquier adolescente normal estos no quedaban en mi conciencia, también en la de mi poderoso papá vampiro.
Noté cómo Jake me acariciaba la espalda.
-Lo siento tanto Jacob… debí hacerte caso pero no se lo que me pasó- Me volví para estar frente a él, que se encontraba apoyado en el otro extremo- Sabes que yo no soy así, es solo que cuando estoy con él… es muy extraño.
Paré de hablar en seco en cuanto noté que las facciones de Jake cobraban más vida de la cuenta. Saltó de la cama como si hubiera recibido una descarga eléctrica.
-Nessie, no te muevas de aquí, se me acaba de ocurrir…- cogió las llaves de la habitación y salió disparado hacia la puerta- Volveré lo antes posible, tu no te muevas, intenta dormir un rato.
Salió golpeando la puerta con más fuerza de la cuenta ¿Qué le pasaba? ¿Acaso había dicho algo que no debía? Repasé mis palabras una por una intentando hallar en ellas algo que hubiera provocado esa reacción en mi amigo, pero ninguna bombilla se encendió en mi cabeza, mis facultades mentales me habían abandonado gracias al alcohol.

Todo se había descontrolado, ahora que podía mirar objetivamente lo sucedido comprendí que de haber querido yo misma podría haber controlado la situación de la noche pasada sin que Jake tuviera que destrozar el baño del pub. Vale, puede que Nahuel fuera un poco más fuerte que yo, pero no era tanta la diferencia, además yo era bastante ágil. Mi comportamiento había sido imperdonable. En conclusión: Nahuel y yo habíamos bebido demasiado y la cosa se había descontrolado. Puede que fuera demasiado descarado y tocón, pero no me quería hacerme daño.

No se en qué momento me quedé dormida, pero lo siguiente que vi fueron unos tenues rayos de sol despuntando en el horizonte y una cálida mano tocando mi frente.
-¿Estás despierta?
La voz de Jacob terminó de despertarme, me desperecé y le miré, no estaba solo, Nahuel se encontraba a su lado con cara de pocos amigos.
-¿Qué ha ocurrido?- Pregunté confusa.
-Adivina quién tiene un interesante poder del que no nos ha hablado.
Apretó con fuerza los hombros del semivampiro mientras este profería un bufido molesto.
-No tengo por qué contarles mi vida.
Me incorporé por completo. Debí suponer que no era la única híbrida provista de capacidades.
-¿Qué clase de poder?
Nahuel me miró, estaba claro que Jake lo había obligado a confesar, y no le gustaba nada.
-Yo… soy bastante persuasivo.- Jacob le zarandeó un poco más y Nahuel levantó los brazos molesto- Vale vale… Puedo… controlar algunos pensamientos y decisiones.
-Explícate mejor.
Me levanté para ponerme a su altura, ya sospechaba de qué iba todo esto.
-Me resulta más fácil con humanos y seres que no están en… plenas facultades mentales, pero gracias a la práctica puedo controlar una mente lúcida cuando la decisión a tomar no es muy relevante.
-Eso no es todo.
-¡¿Tienes más poderes?!
Sentí una punzada en el pecho, ¡Yo solo tenía uno! Y comparado con el suyo era para echarlo a la basura.
-No tengo más poderes, solo que este llega un poco más allá, como ya he dicho gracias a la practica, algo que por lo que se ve desconocen.
-No te enrolles…
-Puedo hacer que la gente… omita algunos hechos, si alguien ve algo puedo ‘borrarlo’ de su mente, forma parte de la persuasión, convenzo al cerebro de que no registre dicha información.
Me quedé sin habla, ese poder era demasiado peligroso a manos de una persona como Nahuel. Me volví hacia Jake.
-¿Cómo lo supiste?
-Solo lo sospeché, cuando me dijiste que pasaba algo extraño cuando estabas con Nahuel, cuando te atrajo de esa forma en tu casa, cuando sentiste ese deseo de salir a hacer el loco a pesar de nuestra situación, por la manera en que convenció al portero de que nos dejara entrar, o cuando… te llevó al servicio y te dejaste llevar de esa manera, era demasiado sospechoso.
Nahuel se apartó de Jacob y se echó en su cama.
-Oye, también utilizo mis poderes para el bien- Sonrió con suficiencia- Intento pensar que el que los Vulturis cambiaran de idea el día que nos conocimos fue en parte gracias a mí.
-Tú mismo has dicho que no puedes interferir en grandes decisiones.
Ya no prestaba atención, si Nahuel podía interferir en la percepción de los hechos él tenía la solución a mis problemas, podría hacer que mi padre no viera en nuestra mente lo que había ocurrido aquella noche, o al menos suavizarlo.
-¿Puedes hacer que no sepan lo que ha pasado?
Ignoré la queja de Jacob.
-No sería la primera vez que hago que tu papi no registre un pensamiento, ya lo hice hace un par de días, cuando te besé. Aunque esto será un poco más difícil… El problema es que si conoce mi secreto dejará de confiar en mi, tiene una mente muy entrenada, en cuanto lo sepa comenzará a resistirse a mi poder.
-¿Insinúas que quieres que lo ocultemos?- Espetó Jake casi entre risas- Estás loco.
-Eso díselo a Nessie, es ella la que me ha pedido el favor.
Mi amigo me cogió de la mano y me miró.
-¿Crees que merece la pena? Corremos un gran riesgo al no contarlo.
Miré a Nahuel, sí, era sarcástico, narcisista y creído ¿Pero mala persona? ¿De verdad haría algo contra nosotros? La única razón por la que estaba aquí era para ayudarme a sobrevivir.
-No le contaremos a mi padre nada sobre tus capacidades, pero encárgate de que no sepa lo de hoy.
-Hecho señorita.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 09, 2010 4:09 pm

gfdf gfdf me encantaaa!
i lo d jake desnudo uff jajajja io qiero ser nessie! ^^
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 09, 2010 4:12 pm

ya lei esta historia y es buenaaaa y esperen Liberacion que es uuufff demasiado buena :D
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 09, 2010 4:19 pm

aliceee jajajaj no se vale ia la leiste i aka nosotras tniendo q sperar :( jum! jajajaj si a mi m ncanto hasta aho no m qiero imaginar q psa mas adelante
Invitado

Volver arriba Ir abajo

2.4 Leyendas

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 09, 2010 4:37 pm

2.4 Leyendas




Jacob y Nahuel interrumpieron su acalorada discusión matutina cuando mi abuelo apareció, fui la primera en percatarse de su presencia ya que había entrado a la habitación con tal sigilo que la puerta apenas sonó.
-¡Cariño!- Corrió a abrazarme, yo le estreché de buena gana- Estaba muy preocupado por ti, siento la tardanza.
Me aparté de él y le dediqué una sonrisa reconfortante.
-Estoy genial, como si no me hubiera pasado nada, Jake cuida muy bien de mí.
Fue entonces cuando centró toda su atención en mis compañeros de cuarto, el más próximo, Jake, se acercó a él para darle un abrazo amistoso. Estos siete años habían servido para que la amistad de ambos se afianzara de manera sorprendente.
-Gracias Jacob, mi familia jamás podrá compensarte todo lo que haces por nosotros.
-Sabe que lo hago de buena gana, en parte mi familia es la suya…
Se apartó para dar paso a Nahuel, que le estrechó la mano con fuerza.
-Me alegro de volver a verle doctor Cullen.
-Lo mismo digo- Su rostro se ensombreció repentinamente y habló de manera más solemne- Se que para ti debe ser difícil hacer esto.
Nahuel se encogió de hombros quitándole importancia.
-Ya es hora de que mi padre haga algo bueno por su raza.

El abuelo nos contó que Esme, Rosalie y Emmet se habían dirigido a Berlín para investigar por su cuenta, ya que ese era el siguiente de nuestros destinos, si es que no encontrábamos en Ámsterdam lo que andábamos buscando, allí nos encontraríamos con ellos. Él había venido con Jasper tras haber hecho los arreglos necesarios en el nuevo hospital. Ahora él y Alice se encontraban en la parte inferior del edificio con los demás, intentando aclarar la mente de esta última sin muy buenos resultados.
-Le irá mejor cuando sepa por dónde empezar- aclaró- una prenda, un lugar, cualquier tipo de acercamiento a sus intenciones. Es difícil indagar en el futuro de alguien a quien desconoces por completo.
A pesar de sus palabras firmes y seguras yo era una experta en descifrar las verdaderas emociones de mi familia, y pude percibir un atisbo de preocupación en él.
-¿Y qué vamos a hacer hoy?- Le apremió Jacob, que no había parado de moverse con nerviosismo desde el despuntar del sol.
-Vamos a la salita de abajo con los demás, allí nos explicarán todo.

Mamá, papá y Nahuel se hallaban en un rincón debatiendo acaloradamente lo que parecían las rutas a seguir, a juzgar por el mapa que recorrían una vez con movimientos rápidos de mano. Por su parte Alice estaba junto a Jasper sentada en un rincón, con mirada perdida en el horizonte y un ligero disgusto en su perfecto rostro. Todos ellos se levantaron en cuanto escucharon nuestros pasos.
-Muy bien- Mi padre tomó la iniciativa, gracias a que la salita estaba prácticamente despejada podíamos hablar con total normalidad- Hoy nos centraremos en indagar en las leyendas urbanas. Nos separaremos, cada uno irá por su cuenta para abarcar un espacio mayor.
-Menos Nessie- Intervino mamá mirándome- Tú debes ir con uno de nosotros. No podemos arriesgarnos a que te ocurra algo estando sola.
A pesar de que entendía su preocupación me parecía completamente innecesario, mis ataques había estado separados por largos intervalos de tiempo, era poco probable que sufriera alguno.
-Aun así tenemos que estar seguros.
El hecho de que mi padre me leyera la mente me hizo dar un respingo, no conseguía sacar de mi cabeza el temor a que descubriera lo de la noche anterior. Y pensar en ello solo hacía empeorar las cosas ¿Qué estaba haciendo Nahuel? ¿Intentar que mi padre se centrara en otra mente? ¿Crear una realidad paralela en los pensamientos registrados? Pensar en ello me traía de cabeza y sin duda complicaba a Nahuel su trabajo, por lo que puse toda mi atención en la conversación.
-Iremos por los lugares en los que un vampiro como Joham se sentiría más a gusto.
Jake interrumpió a papá.
-¿Y cuales son esos lugares exactamente?
Esta vez fue Nahuel el que respondió, lo que molestó a Jake, que siguió mirando a mi padre como si fuera este que le daba las instrucciones.
-Callejones oscuros, lugares poco concurridos, moteles y bares que conozca poca gente…
-Entiendo.- Le calló secamente. Nahuel no pareció ofenderse, al contrario se irguió como si pretendiera que Jake se percatara aun más de su presencia si aquello era posible.
-Bien- Mamá dio una pequeña palmada- ¿Quién va con Nessie?
Noté como Jacob daba un pequeño paso inconsciente hacia mi, algo que papá también notó, seguramente lo estaba pidiendo a gritos en su mente.
-Dejemos que Nessie y Jake vayan juntos, después de todo han pasado demasiado tiempo sin verse.
No pude evitar sentirme agradecida, sabía que estar con mi amigo no era lo que se suponía que debía hacer según mi plan, pero mi corazón y mi cuerpo suplicaban por estar con él, mi cara se iluminó aun más cuando contemplé la ilusión en su rostro.
Mi padre dio un paso hacia la puerta y los demás le seguimos.
-Debemos sacar la máxima información con la mínima sospecha. Todo vale, nada es irrelevante. El nombre de una calle, de una persona, un lugar… registrad cualquier cosa que pueda tener que ver con Nahuel. Debemos ser muy persuasivos.
Recé por que Jake no se concentrara en el poder de Nahuel, y por que este tuviera controlada la mente de mi padre en su justa medida. Era una pesadilla estar los tres juntos en la misma habitación.
Mamá nos entregó un mapa a cada uno, el de Jake y el mío tenían marcada la misma ruta.
-Estos son las partes de la ciudad que cada uno controlará. No veremos aquí al anochecer, si alguien descubre algo importante llamadnos a mi o a Edward y nosotros nos encargaremos de avisar al resto.
Todos asentimos. Mamá se acercó y me abrazó, como siempre, con más fuerza de la necesaria.
-Ten cuidado cariño.
-Lo tendré.
Acto seguido todos nos dispersamos. Era un estorbo tener que mantener la velocidad de un humano, en un lugar tan poblado y con tantos turistas el moverse más rápido de la cuenta era un riesgo que no podíamos cometer. Jake y yo andamos con paso rápido huyendo de los lugares más turísticos y adentrándonos en las zonas más oscuras y estrechas.

Cada vez era más consciente de que el hambre me acechaba, había sido una estúpida por no haber ido de caza con mis padres cuando me lo propusieron. Ahora un ligero ardor habitaba en mi garganta y la quemaba cada vez con más fuerza. No eran unas ansias como las del resto de mi familia, podía controlar perfectamente mi temperamento, no corría el riesgo de lanzarme al cuello de algún humano desprevenido. Además apenas había manera de que se notara físicamente en mí. Pero aquel dolor en la garganta era cada vez más insoportable. Y la comida humana de nada me servía contra eso.

Conforme fuimos encontrando más callejuelas de aspecto destartalado dejé de centrarme en el fuego continuo que recorría mi pecho y mi mente comenzó a trabajar como loca.
-Deberíamos tener un plan.- Comentó Jake- Ya sabes, qué vamos a preguntar, cómo…
-Está chupado. A la mayoría de la gente le encanta asustar a los turistas con historias de miedo.
-Creo que nosotros les imponemos más que cualquiera de sus historias.
Entramos en un bar gótico no muy lejos de allí. Las ventanas estaban tapadas con pintura negra y un destartalado cartel indicaba el nombre del lugar: ‘Black’, muy original.
Solo había un hombre en su interior. Llevaba ropas negras y el cuello cubierto de collares de pinchos. Aquel atuendo contrastaba con un delantal verde pistacho y la escoba que estaba utilizando para barrer un suelo atestado de cosas.
-¡Está cerrad..- Se quedó paralizado en cuanto nos vio, a penas nos dábamos cuenta de que un enorme hombre de unos dos metros con aquellos músculos y un pelo hasta la cintura, acompañado de una pequeña joven de rostro pálido llamaban la atención bastante- ¿Qué es lo que quieren?
Jake dio un paso hacia delante y el crujido de una jeringuilla rompiéndose bajo sus pies descalzos distrajo nuestra atención. Aquél hombre puso cara de espanto.
-Lo siento- Se disculpó Jake malinterpretando su expresión- Somos dos… periodistas, estamos escribiendo un libro sobre la vida gótico-nocturna de Ámsterdam…
-Mientes de pena- Le susurré de manera que el oído humano de aquel hombre fuera capaz de escucharlo.
-¿Y qué quieren?
-Bueno, estamos investigando bares, lugares de reunión, neovampiros.. ya sabe, estas modas…- el hombre le miró como si tuviera algún problema mental- Vale, no soy tan persuasivo como Nahuel- me dijo solo a mi.
Decidí tomar la iniciativa antes de que nos echaran a patadas.
-Verá, queremos hacer un apartado sobre leyendas góticas… toda clase de hechos que puedan interesar a nuestro público, usted parece entendido en este tema, además su bar parece estupendo para ser citado en nuestro libro. Nos preguntábamos si podría contarnos algo de interés.
Aquello pareció gustarle más.
-Claro que puedo contarle cosas, no soy uno de esos pseudogóticos de pacotilla que están invadiendo esta maldita ciudad- se quitó el delantal y se escondió tras la barra- Pero al menos consumirán algo ¿No? Por la charla.
-Claro.
Nos sentamos en los dos taburetes en frente de él.
-Agua con hielo, por favor.
El hombre y yo volvimos la vista hacia él a la vez.
-Está bien… una cocacola. En esta ciudad te sacan los ojos por un refresco.

La mayor parte de las historias que nos contó eran basura sin importancia, la mayoría de ellas ni siquiera eran propias de esa ciudad, si no que se daban incluso en EEUU sin apenas variación. Sin embargo una o dos cosas que nos dijo llamaron nuestra atención. Una se refería a un hombre que durante un tiempo había estado yendo al bar sin consumir absolutamente nada, él no se había quejado porque no se atrevía a enfrentarse a un tipo como él. Según su descripción era de lo más siniestro. Piel pálida, ropa oscura, ojeras, gafas de sol… pasaba la noche mirando mujeres, y al final siempre acababa llevándose a alguna, la cual jamás regresaba al bar. No sabía la identidad de aquel hombre, nadie la sabía, ya que jamás se dignaba a hablar con alguien que no fuera la señorita a la que pretendía cazar.
No supimos cuanta parte de aquella historia creernos. Pero decidimos que era lo suficientemente importante como para contárselo a los demás, quizás fuera bueno que Alice fuera allí para intentar ver algo.
Nos dio la dirección de varios bares por el estilo y de un motelucho de mala muerte conocido en esos círculos por sus extraños clientes.
Decidimos no visitarlos hasta el día siguiente y centrarnos en el terreno que nos tocaba, por lo que el resto de la mañana continuamos investigando calles por el estilo.

Averiguamos algunas otras cosas. En las historias más significativas aquel hombre de ropa negra y gafas de sol parecía estar presente, por lo que llegamos a la conclusión de que no era una invención de aquel barman aburrido. Fuimos acumulando direcciones que nos fueran útiles, y solo visitamos aquellas pertenecientes a nuestro territorio.
En uno de los hoteles aquel hombre de piel pálida se había alojado más de una vez. El recepcionista, si es que podía llamarse así (ya que aquél motel estaba en dudosas condiciones de ser habitado) nos dijo que cada noche subía a su habitación con una mujer, cada cual más bella que la anterior, y que todas ellas desaparecían misteriosamente. Demasiado fantasioso para ser verdad.

Cuando dieron las cuatro de la tarde yo estaba prácticamente rendida, no era normal en mi. Jake parecía preocupado por mi estado.
-¿Qué te ocurre?
-Nada- sonreí- es solo que estoy un poco cansada.
-¿Cuánto hace que no te alimentas?
Me había pillado.
-Un poco… bastante.
-Deberías haber ido antes de comenzar el viaje- hizo que me apoyara contra la pared a pesar de que era innecesario y se quedó unos segundos en silencio.- Nos vamos de caza.
-¿Ahora?
-Claro, tú y yo, como en los viejos tiempos.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Jue Oct 14, 2010 3:34 pm

gfdf cmo n los viejos tiempos owww m ncantoooo! qiero otra carpeta x faaaaa
Invitado

Volver arriba Ir abajo

2.5 La Verdad

Mensaje por Invitado el Jue Oct 14, 2010 3:39 pm

2.5 La Verdad



Fue dificil encontrar un lugar seguro para cazar, y por supuesto no era nada cercano. Tuvimos que salir de Ámsterdam. Viajamos hacia el este campo a través lo más rápido posible, sabía que era una locura, pero cada vez me encontraba más hambrienta, y cuando estaba con Jake me sentía capaz de cualquier cosa.
Él era así, dispuesto a complacer cualquiera de mis necesidades inmediatas a pesar de que eso conllevara desobedecer el plan inicial.
Finalmente, tras recorrer un largo camino llegamos a un denso bosque.
-Según tengo entendido hay bastantes corzos y ciervos.
Le miré extrañada.
-¿Y tú cómo conoces la fauna holandesa?
-Bueno, pensé que quizás a alguien le entraría hambre
Sonreí recordando que él sabía que no me había dignado a ir de caza la última tarde que pasamos en Forks.
-Prefiero los corzos, aunque la verdad es que sería más divertido cazar algo peligroso.
-Lo se, pero mejor que nos centremos en comer si no queremos que Edward hinque los dientes.
-Esa sería una solución a mis problemas- Bromeé sin percatarme de que Jake no sabía la verdadera naturaleza de mi problema, me arrepentí al instante de haberlo dicho.
Se puso blanco y me miró con los ojos como platos.
-¿Qué acabas de decir?
-¡Nada!- Intenté arreglarlo- Es solo que supongo que si fuera una vampiro no necesitaría que mi corazón latiera…
Noté como Jacob se esforzaba por respirar con naturalidad, sin duda la idea de mi conversión no se le había pasado por la cabeza hasta ese momento.
-Si… es una… solución- siguió andando junto a mi- Pero no hará falta, en cuanto encontremos a Joham te dará lo que necesitas.
Me sentía fatal, ocultarle a Jacob la verdad era como traicionarme a mi misma. ¿Y para qué servía? Mi estúpido corazón siempre volvía a él por mucho que intentara alejarme, y ahora me sentía tan unida a él… Jacob sufriría igual se lo contara o no… ¿De verdad lo mejor era retrasar el momento de que se enterase? ¿O debía contárselo ahora y aprovechar el tiempo que nos quedaba?

Poco después nos entregamos por completo a la caza. En esos momentos abandonaba mis hábitos humanos y me convertía en un auténtico vampiro: rápido, preciso y letal. Era algo liberador poder dejar de darle vueltas al mundo civilizado.
Intenté coger el ciervo más grande posible, compitiendo como siempre con Jake, cada uno iba por su cuenta y nos reuníamos para comparar nuestras presas. Normalmente ganaba el que conseguía la mejor cornamenta.

No me di cuenta hasta ese momento de lo mucho que había echado de menos esos momentos de complicidad con mi mejor amigo. Él y yo solos en un bosque desierto de humanos, vampiros o licántropos.

Cuando cacé el segundo ciervo noté como mi sed se saciaba y contra todo pronóstico comenzaba a cansarme. Nahuel ya me había dicho que aquello pasaría, cada vez sería más débil, pero al menos ya no sentía la necesidad de sangre quemándome la garganta.

Intenté que Jake no se diera cuenta de que me había sentado en un tronco a mirarle. La mayor parte del tiempo la pasaba correteando por el bosque con sus cuatro patas, sabía cómo se sentía. Estar en su forma humana era una cárcel para él.
Finalmente se decidió a cazar un último ciervo, me concentré bien en cómo lo hacía. Mirarle en esos momentos me apasionaba. Su técnica no era como la de un vampiro, al contrario que mi familia y yo, cuya técnica primaba por su precisión, él era completamente salvaje, y disfrutaba con ello. Era incluso seductor. A decir verdad jamás había sentido esa clase de sentimiento cuando le veía cazar, si, me apasionaba su destreza, pero siempre me había desagradado bastante el hecho de que, en lugar de sorber la sangre a sus victimas, se dedicara a despedazarlas y comer la carne cruda. No era nada estético. En cambio esta vez no me desagradó para nada, me resultaba difícil apartar la mirada de tal espectáculo. No podía dejar de mirar sus músculos lobunos tensándose y relajándose, sus fauces devorando cada pieza del animal.

No podía negarlo, mis sentimientos hacia él habían cambiado, y mis reacciones ante sus actos también.

Solo en el momento en que tuve total seguridad en este hecho me decidí a contarle la verdad. Si iba a morir necesitaba pasar todo el tiempo posible junto a él. Y necesitaba que él supiera absolutamente todo lo referente a mí.

Cuando terminó de comer yo seguía mirándolo. Se acercó hacia mi extrañado y no supe cómo reaccionar. Mi corazón latía a cien por hora ante la idea de que Jake supiera lo que me ocurría. Así que cuando se encontró a tres pasos de mí decidí soltarlo sin rodeos.
-Me estoy muriendo.- Ahora fue él el que cobró forma de estatua, tenía que decirlo del tirón- No creemos que Joham tenga una solución a mi problema, una de sus hijas murió al sexto ataque, no consiguió una cura.
Las lágrimas corrieron a mis ojos sin poder evitarlo. Noté como un río comenzó a fluir por mis mejillas y un sollozo rompía mi garganta. No quería morir.
El licántropo comenzó a temblar y en menos de un segundo me rodeó con sus brazos humanos sin siquiera molestarse en vestirse.
-¡¿Por qué no me lo contaste?!- El también lloraba- Tenía derecho a saberlo.
Le abracé con fuerza como si en ello se me fuera la vida, jamás volvería a separarme de su cuerpo.
-Lo se… lo siento, pensé que sería lo mejor, pero no puedo más, no soporto el que pienses que no te quiero, porque te quiero más que nunca y de forma totalmente distinta a como suponía quererte Jacob.
Me miró con sus profundos ojos negros bañados en lágrimas.
-No te voy a dejar morir. Aunque sea lo último que haga en esta vida te salvaré. No pienso dejar que te vayas de mi lado. Y si finalmente tengo que amar a un vampiro lo haré con todo mi corazón.
Nos volvimos a fundir en un abrazo. A pesar de que estaba a las puertas de la muerte hacía demasiado tiempo que no me sentía tan bien.
-Te quiero, te amo…- apreté mis uñas contra su piel- Y te deseo.
Fue entonces cuando los instintos me dominaron por completo. No me importaba lo que pasara al día siguiente, ni siquiera me importaba lo que pasase dentro de una hora. Besé a Jacob con todas mis fuerzas y ambos caímos al suelo.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Jue Oct 14, 2010 3:52 pm

gfdf otra caprta x fa no soportoooo sto sta dmaciado buenooooo! no qiero sperar ^^
Invitado

Volver arriba Ir abajo

2.6 Deseo

Mensaje por Invitado el Jue Oct 14, 2010 3:58 pm

2.6 Deseo



Él actuó como su hubiera pasado toda su vida preparándose para aquél momento. No me importó la dificultad para respirar debido al peso de su cuerpo.
Su beso fue tan diferente al de Nahuel… entrelazó su lengua con la mía y nos fundimos en uno solo, su cálido aliento se introdujo en mi pecho y produjo un enorme escalofrío en mi columna.
Notaba cada parte de su piel rozando contra mi ropa, que ahora me parecía tan molesta. Necesitaba sentir esos calientes músculos sin nada que me separase de ellos. Le necesitaba por completo.
Sus manos rodearon mi cintura y me atrajeron lo máximo posible.
-Nessie…
Noté como se controlaba, mientras su cuerpo no hacía más que buscarme su rostro reflejaba un profundo pánico. Se apartó de mi impulsándose con los brazos. ¡No, no, no!
-¿Qué haces Jake?
Me miró con un dolor que no pude entender. Sus piernas seguían entre las mías, su estómago continuaba reposando sobre mis caderas. Pero supe que él ya no estaba allí.
-No podemos hacer esto.
-Claro que podemos, es más, lo estábamos haciendo- añadí con cierto tono sarcástico.
Suspiró profundamente, como si la vida se le fuera en ello y cerró los ojos, si no hubiera sido por la incomodidad de su postura habría podido jurar que se había dormido, pero solo estaba pensando, controlándose…
Bajé la mirada hacia su pecho, y lo rocé con mis dedos. Recorrí su clavícula y bajé hacia su cintura. No me importaba si él intentaba que aquello no sucediera, si de veras quería controlarse antes tendría que pararme.
Comencé a desabrocharme los botones de mi camisa, poco a poco, mientras me removía intentando que Jake abriera los ojos. Un botón, dos botones… finalmente los abrió, y no pudo apartar la mirada de mi escote. Terminé de desabrochármela y me la aparté.
-No sigas por ahí…- Suspiró más que habló.
Le atraje hacia mí sin ningún esfuerzo.
-Creía que me amabas.
Dudó solo un segundo más para inmediatamente después tomar las riendas. Me besó profundamente y me arrancó la camiseta de los brazos. Sus piernas se revolvían sobre las mías mientras nuestras respiraciones se aceleraban conjuntamente.
Jamás había experimentado tal deseo. Podía notar todas y cada una de mis terminaciones nerviosas, allá dónde Jacob me tocaba sentía una explosión. Su cuerpo era tan caliente como el mío, se movía con él y hacía explotar mi corazón.
-Y te amo… no sabes cuanto tiempo he estado esperando esto…
Sus dedos rodaron hacia mi ombligo y continuaron bajando. Dejé de besarle para emitir un enorme suspiro, la nariz ya no era suficiente para mantener el ritmo de respiración que necesitaba. Continuó descendiendo hasta que noté como me comenzaba a bajar la cremallera y tiraba hacia abajo mis pantalones.

-¡Renesmee!
La voz de mi madre me heló por completo. Ambos nos levantamos de un salto y buscamos nuestra ropa. Mamá nos había encontrado pero todavía no nos había visto. Jake estuvo vestido en menos de un segundo pero encontré mi camisa despedazada en dos. Perfecto, ¿No podía besar a alguien sin destrozar alguno de los conjuntos de Alice? Tendría que ir en ropa interior.
-Lo siento- Susurró Jake
Puse cara de malas pulgas, más por lo que sabía que acababa de perderme que por la muerte de otra prenda, ver a Jacob vestido me puso de un humor horrible.
Mamá, Alice y Jasper aparecieron delante de nosotros.
-Vaya, así que no te gusta la ropa que te regalo- Comentó Alice mirando de reojo a mamá y con una leve sonrisita- Lo comprendo, yo también la habría partido, es un estorbo de blusa.
Me sonrojé al pensar lo que Jasper debía estar sintiendo en ese momento, se abanicó levemente para que solo Alice, la más cercana a él, pudiera notarlo.
-Primero- Habló mamá- ¿Qué hacéis aquí? Hace más de dos horas que anocheció, creía que me moría cuando percibimos vuestro rastro tan alejado. Y segundo…- Esta vez miró a Jake- ¿Qué hace mi hija a medio vestir?
-¡Hemos estado cazando!- Grité antes de que Jacob abriera la boca para decir alguna de sus excusas increíbles- Me enganché en un árbol y tiré sin darme cuenta. Lo siento mucho mamá pero me moría de hambre…
Reflexionó durante apenas medio segundo.
-Está bien… deberíais habernos avisado de alguna manera, cuando no llegasteis me preocupé muchísimo. Podríais habernos encontrado con Joham o algún vampiro peor…
-Lo siento Bella- Se disculpó Jake, el sonido de su voz me hizo temblar sin razón alguna, el recuerdo de sus suspiros inundó mis oídos…- Nessie tenía demasiada hambre y no se me ocurrió otra cosa.
-Lo entiendo- Di las gracias por que hoy estuviera de buen humor, se sacó el móvil del bolsillo y marcó rápidamente el número de mi padre.
Me volví para ver a Jake con detenimiento, tenía la mirada clavada en mí. Me agarró las manos con fuerza y una corriente eléctrica corrió desde mi extremidad hacia el estómago. Se mordió el labio y me apretó aun más.
Jasper carraspeó incomodo y Jacob me soltó con rapidez, ¿Era posible que me deseara más que yo a él?
Agitó la cabeza como si intentara sacudirse algo de encima para dirigirse a mamá, que ya había terminado de informar a los demás de nuestro encuentro y estaba guardando el teléfono.
-Nessie me lo ha contado todo. Debisteis decírmelo.
-Eso era decisión de Renesmee, ella pensó que sería lo mejor, y yo lo respeté. Ahora tenemos que centrarnos en encontrar a Joham y olvidarnos de lo demás.
-Pero no podemos depositar todas nuestras esperanzas en él- La contradijo- ¿Y si no tiene una respuesta? Habremos perdido un tiempo valioso para nada, debemos centrarnos en varias soluciones a la vez.
-Jacob, nadie está más preocupado que yo por la salud de mi hija, pero si queremos resultados tenemos que centrarnos.
Bajó la cabeza avergonzado, aquel atardecer habíamos hecho de todo menos centrarnos, al menos en lo que debíamos. Jasper intervino.
-Será mejor que nos marchemos antes de que sea más tarde, necesitáis descansar para mañana, será un día largo y pareces rendida Nessie.
-Tienes razón…- Mamá hizo amago de fijarse más en mí y puso los ojos como platos- ¿Por qué estás tan pálida?
¿Pálida? Me fijé en mis manos y me sorprendí al comprobar que eran incluso más pálidas que las de mi familia, sobrepasando el blanco niveo y rozando el amarillento.
¿En cuanto tiempo había cambiado de color? ¿Un minuto? Todos se quedaron mirándome mientras mi piel cambiaba de tonos. Comencé a sentir el estómago revuelto y a perder el sentido del equilibrio.
Los pájaros, el viento y las voces dejaron de escucharse a mi alrededor dando paso a un imperturbable silencio. El mareo me hizo inclinarme hacia delante y un enorme chorreón de sangre subió por mi garganta y cubrió el suelo como un manto rojo...
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Jue Oct 14, 2010 4:32 pm

wii ia termine d leer! otraaaa ^^ sq no sta mui bueno
Invitado

Volver arriba Ir abajo

2.7 Sangre

Mensaje por Invitado el Jue Oct 14, 2010 4:42 pm

2.7 Sangre




Cuando desperté mi cuarto estaba en completa oscuridad, sin embargo no me costó comprobar que los únicos que se hallaban en él eran papá y mamá. Ambos me miraban con cariño y preocupación, por lo que intenté incorporarme sin que ello ocasionara un escándalo.

Pero entonces llegó aquella enorme y debastadora sed que inundó mi garganta y mi pecho como si estas se encontrasen en el mismísimo infierno. Fue el peor de los dolores que jamás había experimentado. Como si un millón de cuchillos ardiendo atravesarán todos y cada uno de los pliegues de mi piel. Proferí un grito antes incluso de que pudiera percatarme de que mi cuerpo estaba teñido de un tono gris amarillento. Antes de darme cuenta de que no podía moverme.
-Mamá…
La miré, el sufrimiento de su rostro podría haberse semejado el mío, sin embargo yo lo sentía vivo, corpóreo, y me estaba matando.
-Nessie…Has perdido muchísima sangre -apenas podía controlar el pánico de su voz- Carlisle ha ido a por agujas que podrán traspasar tu piel, tenemos que reponerla rápidamente.
No podía hablar, el dolor estrangulaba mi cuello y parecía crear millones de agujeros que me atravesaban de un lado a otro.
-Deberías intentar comer algo.- añadió
Mi padre la miró cogiéndola fuertemente de la mano.
-No creo que eso le ayude mucho en este momento. Necesita sangre humana.
Miré hacia todos lados intentando encontrar a alguien más en aquella habitación, ¿Por qué no estaba a mi lado? Toqué con la palma de la mano a mi madre y visualicé a Jake en mis pensamientos.
-Está esperando en el pasillo. Ahora podrás verle.
Me extrañé, podría haber esperado junto a ellos en la habitación.
Los dos se levantaron y me dieron un tierno beso en la frente.
-Aguanta cariño- dijo mi padre antes de seguir a mi madre fuera del cuarto- Se que es difícil, pero pronto haremos que estés mejor.
Le dediqué una tímida sonrisa por miedo a que al abrir la boca el ardor consiguiera llegar hasta ella.
No pasaron dos segundos cuando Jacob entró y se abalanzó a mi cama.
-¡Nessie!- Me agarró de las manos y escondió la cara en mi melena- Esto es una pesadilla, no sabía que hacer, me siento inútil.
Le toqué para preguntarle por qué no había esperado junto a mis padres a que me despertara, imaginándole solo en el pasillo.
-Ha sido culpa mía, no podía controlar los recuerdos de antes y a Edward le molestaban demasiado, no quería hacer que se sintiera peor.
Si no hubiera sido porque estaba demasiado preocupada con aquél monstruo que estaba destrozando mi pecho me habría avergonzado, pero le di poca importancia, quizás incluso me hizo sentir bien el que Jake no hubiera podido evitar pensar en nosotros. Le sonreí con lo que intentaba ser cariño, pero solo me salió una mueca extraña antes de que tuviera que cerrar la boca para no proferir otro aullido. Me revolví en la cama llevándome las manos al cuello.
-Ojalá pudiera traspasar todo tu dolor a mi cuerpo- Apartó mi mano y la sustituyó encima de mi cuello con cariño, el tacto de su piel me relajó y olvidé instantáneamente la horrible sensación que me dominaba.
Volví a tocar su rostro para pedirle que durmiera conmigo aquella noche, lo imaginé abrazado a mí en aquella inmensa oscuridad. Y mis deseos se vieron concedidos al momento. Apartó las sabanas y se metió en la cama, acunándome con sus cálidos brazos.
Me agarré a ellos con toda mi fuerza intentando apartar de mi cabeza todo ese color rojo, pretendiendo dejar de recordar una y otra vez el irresistible olor de la sangre. Pero era imposible, con cada segundo este se acrecentaba y martilleaba mis entrañas. No podía más, necesitaba sangre, sangre fuerte, humana.
Jacob paseó su boca por mi frente, mis ojos, mi nariz, mis mejillas… intentando hacerme olvidar el más primario de mis instintos. Puso sus labios sobre los míos con prudencia y se hizo paso a través de ellos con la lengua, abrazándome con fuerza y cariño a la vez.
Era increíblemente agradable sentir su aliento en mi interior, notar como nos entrelazábamos y su corazón comenzaba a doblar el ritmo de los latidos. Pero no era suficiente.
Solo podía pensar en una cosa: Sangre. Sangre. Sangre. Tenía que saciar mi sed.
Siempre me había gustado el olor de Jacob, a pesar de mi capacidad, igualable al resto de mi familia para interceptar el efluvio de un ser vivo jamás me había centrado en su sangre, solo en su dulce olor, de madera y vegetación.
Pero esta vez, con nuestras bocas siendo una y nuestros cuerpos a una distancia prácticamente inexistente, aquella corriente que circulaba por sus venas atrajo mi atención por encima de todo. Llamándome, tirando de mi como si de la gravedad se tratara. NECESITABA la poderosa sangre de Jacob corriendo por mi garganta.
Solté un profundo suspiro de agonía y clavé las uñas en su dura carne con toda mi fuerza ¿Qué me estaba pasando? Emitió una leve queja pero no dejó de besarme, incluso con más pasión.
No podía hacerle daño, no podía, pero me era imposible separarme de su cuerpo. Dejé de besarle y paseé mi lengua por sus labios bajando por su cuello. Le necesitaba tanto…
Sin dejar de separar los dientes de su piel intenté que mi cuerpo tomara las distancias que mi sed se esforzaba por recorrer, lo que este tomó por un inocente juego, volviéndose a pegar a mi.
No lo podía aguantar, ya no veía a Jake, mis ojos se inundaban de color rojo, mis labios hacían lo que mis dientes no debían, recorriendo su cuerpo, de su boca a sus orejas y desde ahí bajaba al cuello… el cuello.
El dolor era cada vez más insoportable. Mis dientes lo rodearon y al principio los hinqué intentando no hacerle daño. Él se dejó, sin duda era imposible que adivinara el oscuro deseo que sentía hacia él, tan distinto al que creía.
Finalmente mis uñas se introdujeron tan profundamente en la carne de su pecho que un hilo de sangre salió al exterior, inundando con su irresistible aroma toda la estancia.
Otro gemido salió de mis labios.
-Ey…- se quejó levemente Jake.
Bajé recorriendo el tramo desde su garganta a su pecho con la lengua, y lamí despacio aquella exquisita sustancia, solo necesitaba probar…
Pero lo empeoré, su sangre me daba una fortaleza que yo misma desconocía, me inundaba de un placer incomparable al resto de placeres que pudiera haber experimentado alguna vez en la vida.
No aguantaba más, mis dientes excavaron en aquella pequeña herida hasta hacerla lo suficientemente grande para acomodarme en ella.
-Nes…- Pareció una súplica, pero al momento cambió de idea y se quedó en silencio, él mismo se inmovilizó y con su mano comenzó a acariciarme la espalda trazando círculos para relajarme.
Comencé a succionar, bebiendo lo más despacio que mi sed me permitía, saboreando cada gota de sangre que Jake me estaba proporcionando. Alcé mis ojos para poder observar su rostro. Tenía los ojos cerrados y la mandíbula tensada.
Me sentí fuerte al instante, sentí como mi piel saneaba y mi garganta dejaba de aullar. Bebí un poco más sin darme cuenta de que el cuerpo que tenía entre mis dientes era el de una de las personas que más amaba en el mundo… o quizás sí lo sabía, y esa certeza me hacía ansiarle más. La pasión mezclada con el deseo hacia Jake convertía aquel acto en el más placentero de todos los que pudiera imaginar.
Siguió acariciándome con un cariño nada merecido y aprecié como su sufrimiento se hacía más intenso, ya apenas podía controlar los gemidos de dolor. Tenía que parar.

Pero me era imposible.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Jue Oct 14, 2010 6:00 pm

:jjepwef: noooo nessie nooooooooooooo cmo pudiste
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Ethan Koffman el Jue Oct 14, 2010 7:36 pm

otro otro otro :D


Ethan Koffman
avatar
Imagen Personal :

Mensajes : 12972

Fecha de nacimiento : 18/03/1994

Ubicacion : Seattle

Hijos de la luna

Volver arriba Ir abajo

2.8 Monstruo

Mensaje por Invitado el Jue Oct 14, 2010 9:36 pm

2.8 Monstruo




No me pidió que parase, al contrario, siguió animándome a tomar todo de él, con las pocas fuerzas que le quedaban me acariciaba cariñosamente. Su rostro ya no estaba en tensión, me miraba con la más tierna de las sonrisas.
Aquella que durante todos estos años me había acompañado, en mis malos y buenos momentos, aquella que había animado la mía propia. Esa persona a la que estaba arrancando la vida era mi mejor amigo, mi amor.

No podía seguir, tenía que apartarme, pero mis dientes seguían sus propias instrucciones e ignoraban el pánico que me inundaba. Una poderosa parte de mi solo pensaba en su exquisita y poderosa sangre.
-¡NO!- Me grité a mi misma obligándome a separarme de él. Salté de la cama y salí corriendo de la habitación sin mirar atrás, corrí escaleras abajo sin pararme a pensar qué imaginaría la gente si veía a una chica con la boca cubierta de sangre. No me importaba, debía encontrar a mis padres y por encima de todo a mi abuelo.

Cuando llegué a la planta principal no pude más que pensar que aquello había sido un milagro. Mi abuelo había llegado con su maletín y papá se encontraba a su lado. Una sola mirada bastó para reaccionar.
-¡Carlisle, ve a la habitación de Renesmee!
Sentí deseos de que todos aquellos humanos desaparecieran durante un segundo, el paso disimulado del abuelo hacia mi cuarto no hacía más que aumentar el pánico que ya sentía.

¿Había matado a Jacob? Si así era yo también moriría a su lado, y eso no bastaría para alcanzar la paz, si no había sobrevivido yo me procuraría la más terrible de las muertes. ¿Cómo había sido capaz? Era la persona que más amaba en el mundo, una vida sin él sería una vida sin sentido alguno. Solo por haberme atrevido a hacer esto ya merecía la muerte, alguien debería acabar conmigo en ese mismísimo momento.
No me importó que la gente mi mirara, mis piernas se volvieron incapaces de sostener el peso de mi cuerpo y me derrumbé contra el suelo entre sollozos. Había matado a Jake, era una asesina, la más terrible de todas, mi amor había muerto a manos de mis ansias y ya nada podía cambiarlo.

Estaba sola. Mi padre había ido con el abuelo a por Jake, y seguramente los demás estarían reunidos con él, observando el fruto de mi bestialidad.
-Deberías armar este escándalo en otra parte ¿Quieres que nos descubran a todos?- Los brazos de Nahuel se aferraron a mí con más fuerza de la debida y me arrastraron hacia el ascensor, marcó la planta del dormitorio de Alice, Jasper y Huilen.
No le respondí, por mi cabeza se paseaba la imagen de Jacob una y otra vez, Jake cogiéndome en brazos, Jake jugando conmigo al escondite, saltando del acantilado, limpiándome las lágrimas después de una de mis rabietas…
-¿Sabes? Jamás habría imaginado que pudieras hacer algo así- El ascensor volvió a abrir las puertas y recorrimos el pasillo- Bueno, yo puedo sobrevivir sin beber sangre. Se ve que las hembras sois más distintas de lo que pensaba.
O quizás me había dejado llevar por mi egoísmo, había tomado lo que quería de la primera persona que pudo concedérmelo. Sin preocuparme de quién era, de si había otra manera. Era un monstruo.
Noté como Nahuel tiraba de mí, no había dado un solo paso desde que me había elevado del suelo, y no pensaba volver a andar, ni a comer ni beber ni siquiera respirar. No merecía nada.
-Suéltame…
-Claro, a los huéspedes les encantará ver a una chica cubierta de sangre de licántropo tirada en su puerta- Se rió- Así que después de todo ese chucho no significaba tanto para ti…
Me paré en seco cuando aún no había terminado de pronunciar la última palabra. Puede que yo fuera una bestia, que no mereciera absolutamente nada, pero nadie se atrevería a decir que Jake no me importaba. Todo mi cuerpo dirigió su rabia hacia Nahuel. Me agaché en posición de ataque y mis labios se curvaron hacia adentro sin pensarlo.
-Nessie…- Estamos en un hotel, por favor piensa durante un segundo en lo que estás haciendo ¿No crees que ya ha sido suficiente?
Si, había sido demasiado, era imposible imaginar algo peor. Volví a deslizarme hasta el suelo intentando apartar a Nahuel de mi mente. Este bufó impaciente y me arrastró hasta llegar a la habitación, donde no había nadie.
Me dejé caer sobre el sillón y cerré los ojos. Debía intentar dejar la mente en blanco si no quería perder la cordura. Un recuerdo más sobre lo que acababa de hacer y yo misma arrancaría mi débil corazón.

Todo me daba vueltas, la voz de Nahuel ya no era más que un tímido susurro. Solo escuchaba el aire azotándome. Perdí toda la noción del tiempo y permanecí allí sin moverme durante horas, ignorando todo a mi alrededor. Ya nada importaba, de nada servía que el sol saliera mañana o que el mundo aun viviera.
Así me dormí, entre suspiros y gritos de los que no me percataba, rasgando los cojines del sofá con la mirada perdida.



Cuando desperté Alice, Nahuel, Jasper y mi madre se encontraban en la habitación hablando en voz baja.
-Nadie la culpa Bella, no sabes lo que es capaz de hacer un vampiro totalmente sediento. Si Nessie sintió solo la mitad de esa sed el que decidiera parar antes de matarlo fue un acto increíble.
-Gracias a Dios que no tiene ponzoña- escuché la voz de mi madre- Ella jamás se hubiera perdonado matarle.
Un rayo de luz me atravesó el corazón. Jacob estaba vivo, no le había matado. Me levanté de un salto y un millón de lágrimas de alegría corrieron por mi rostro, si, yo no merecía absolutamente nada, pero mi amor estaba vivo, y era lo único que importaba en ese momento.
-¡¿Cómo está?!- Me fue imposible bajar el tono de voz- Decidme la verdad.
Mi madre me sonrió.
-Está muy bien, Carlisle llegó a tiempo y había traído esas agujas para ti. No ha podido ser más que un milagro.
Me abrazó con fuerza y me asqueé de mi misma. No merecía que me tocaran. Me aparté de ella intentando que notara lo menos posible el rechazo.
-Lo siento mamá… no se qué me paso, me siento avergonzada.
Avergonzada no era en absoluto la palabra. Deberían haber hecho una hoguera con mi cuerpo, haberme troceado y degollado.
-Todos te entendemos- Noté la corriente positiva que Jasper me mandó y me fue imposible huir de ella- Y más Jake, se siente orgulloso de haberte sido de ayuda. Hacía tiempo que no lo veíamos tan feliz. Está radiante.
¿Se sentía feliz? Recordé lo que había ocurrido y una oleada de rabia me dominó. ¿Cómo había podido animarme a beber? ¿Por qué se había dejado siendo más fuerte que yo? Había llegado demasiado lejos. Sabía que la culpa era solo mía pero no pude evitar enfadarme por aquel comportamiento.
Quería verle, gritarle, abrazarle, pegarle y besarle, pero ni siquiera me atrevería a mirarle a la cara.
Mamá se sentó a mi lado.
-Puedes ir a vuestra habitación, te está esperando.
-¿Y qué le voy a decir?
-No lo sé, pero si tú no vas él mismo vendrá a buscarte, y no querrás que se levante ¿Verdad?
Por supuesto que no. Salí del cuarto y bajé hasta mi habitación. Dentro se escuchaba la risa de Jake, se le notaba feliz. Mi padre y Carlisle bromeaban con él como si fuera un día cualquiera, como si yo no hubiera tratado matarle.
Tomé aire y llamé.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Vie Oct 15, 2010 6:41 pm

otra otra!! x favor!
Invitado

Volver arriba Ir abajo

2.9 Juntos

Mensaje por Invitado el Vie Oct 15, 2010 9:58 pm

2.9 Juntos




-Entra Nessie- Escuché a mi padre.
Poco a poco, como si el pomo corriera peligro de hacerse añicos, abrí la puerta con el corazón en un puño.
-¡Preciosa!- Jake se incorporó con una enorme sonrisa cruzándole la cara- Estaba esperándote ¿Cómo te sientes?

Emití un suspiro de felicidad, estaba tan sano como siempre, y ,al contrario de cómo venía siendo normal, desprendía alegría mientras me miraba. Me lancé a sus brazos, por supuesto que podía mirarle a los ojos, quería mirarlos eternamente.
-Lo siento, lo siento, lo siento- me escondí entre su pelo- No sé lo que me pasó…
-¿Pero qué dices? No tienes nada que sentir. Lo que pasó anoche… fue lo mejor que podía pasar, conseguí lo que deseaba.
Le miré sin comprender.
-¿A qué te refieres?
-¿No recuerdas lo que te dije? Que ojalá pudiera traspasar todo el dolor que sentías a mi cuerpo, y fue exactamente lo que hice. -Me abrazó con fuerza soltando una carcajada- Jamás podría haberlo imaginado, pero surgió así, tan… natural. Fue perfecto.
Aquello me resultaba molesto, ¿Acaso no estaba ni siquiera un poco enfadado?
-¡Pero podría haberte matado!
-Confiaba en ti- Su mirada parecía tan sincera…- Y si lo hubieras hecho… la verdad es que no concibo mejor muerte que esa.
Sus dedos me acariciaron el pelo con aquella dulzura que le caracterizaba, miré su pecho, había una cicatriz con forma de media luna que parecía tener semanas.
Me dirigí a mi abuelo.
-¿Desaparecerá?
-No estoy seguro de si la recuperación de los lobos respecto a esta clase de heridas es similar a la de los vampiros, eres la única que puede morderle de esa manera sin matarlo- acaricié mi mano rodeando aquella fina línea blanca- Pero no suelen desaparecer.
-No me importa, quiero recordar lo que pasó siempre- sentí cómo me estrechaba aun más- Aunque la verdad es que no necesito un recordatorio…
-¿Cómo te sientes Nessie?- Preguntó papá mientras se acercaba a mí, asegurándose de dejar el suficiente espacio para que Jake y yo conserváramos esa intimidad.
No lo había pensado, pero ahora que lo decía me percaté de la elasticidad y fuerza de mis músculos, tenía la mente despejada y la sangre fluía por mis venas veloz y viva.
-Pues… me siento… poderosa- No encontraba un adjetivo mejor- Como si pudiera hacer cualquier cosa.
De reojo aprecié el orgullo de Jacob, infló su pecho y curvó los labios hacia arriba con suficiencia.
-Me alegro, aunque no te acostumbres a abusar de Jake- Se burló guiñándome un ojo.
-¡No!
Sabía que era una broma pero el simple pensamiento me ponía el vello de punta.
-Tenemos que seguir buscando- Papá volvió a alejarse- No tenemos tiempo que perder, Jacob ya nos ha dado las direcciones y la información que encontrasteis ayer, quedan algunos sitios que aún no hemos revisado.
Había olvidado por completo todo lo referente a Joham, aquella carga volvió a posarse sobre mis hombros acrecentada.
-¿Habéis averiguado algo?
-Prácticamente lo mismo que vosotros, hará unos años, no sabemos cuántos con exactitud ya que las historias se contradicen, un extraño vampiro vivía en la ciudad, pasaba las noches en bares clandestinos, y era muy dado a llevarse compañía a casa. Hoy Alice y yo vamos a registrar los lugares en los que permaneció un tiempo, yo intentaré captar su efluvio y ella, de alguna manera, está intentando crear una conexión que le haga ver su futuro, aunque no estamos muy seguros de cómo llevar a cabo esa parte.
-Ya sabéis cómo funcionan las visiones de Alice- añadió abuelo- Necesitamos algo que las active, pero es difícil saber por dónde empezar. Los demás nos encargaremos de visitar los lugares que quedan.
-¿Qué tengo que hacer yo?- Esta vez me encargaría de acatar bien mi cometido.
-Tú y Jake os quedáis aquí descansando- El abuelo cogió su maletín y silenció mi queja- Aunque Jacob parece totalmente recuperado creo que tiene más que ver con la euforia que le domina más que por su estado físico. Y con lo que te pasó anoche no debemos tentar a la suerte, es mejor que no hagas ningún esfuerzo por ahora.
Ambos nos miramos, era verdad que resultaba frustrante el no ser de ayuda en mi propia causa, pero mientras Jake estuviera conmigo me sería imposible sentirme mal.
-Cuidad el uno del otro mientras no estamos, y no hagáis muchas locuras- concluyó papá antes de cerrar la puerta.

Cuando solo quedamos Jacob y yo en la habitación mantuve un poco las distancias para verle con claridad, de veras parecía sano, ni siquiera estaba un poco pálido, era como si no hubiera pasado absolutamente nada… intenté creer que había sido así.
-Nessie… no te atormentes más, si pudieras saber cómo me siento estoy seguro de que estarías casi tan contenta como lo estoy yo- Salió de la cama y se puso en pie- ¿Ves? Como siempre, bueno, con la diferencia de que soy el hombre más feliz que existe ahora mismo sobre la faz de la tierra.
-Pero en ese momento debías sentirte fatal, y yo no paraba…
Se agachó al lado de la cama para quedar a mi altura.
-A decir verdad tampoco era algo tan horrible- rió de forma nerviosa- Llámame masoquista pero fue… no sé explicarlo. Excitante.
No le pegué por el simple hecho de que esa última palabra me había dejado helada.
-¿Cómo?- Escupí
-Bueno, vale, dolía un poco- Levanté una ceja- Vale… bastante, pero no era el sentimiento que imperaba, me pareciste un ser precioso, y el saber que mi cuerpo estaba dándote fuerza, que estabas pasando a tener algo de mí en tu interior, y sobre todo esa certeza del placer que te producía… llámame loco, pero me encantó.
No pude más que saltar de la cama a sus brazos, me cogió al vuelo y se puso de pie conmigo rodeando su cintura.
Le besé la boca, la nariz, los ojos, las mejillas, todo lo que estaba a mi alcancé mientras su sonrisa se ensanchaba por momentos.
-Te quiero- Suspiré sin apartar mis labios de su rostro.
-Y yo a ti, demasiado.

Nahuel entró en la habitación, interrumpiendo nuestro momento para variar. No estaba contento, andaba con desgana y refunfuñando.
-Solo vengo a coger mi mochila- Nos miró con mala cara- Me alegro de veros tan… bien. Parece que hemos encontrado una solución al problema de Nessie al fin.
-¿A qué te refieres?- Preguntó Jake de con desgana.
-Venga, ¿No lo has pensado? Si tu sangre puede darle esta vitalidad en tan poquísimo tiempo… Imagina cuan fuerte se volvería llevando tu corazón en su pecho…
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 16, 2010 10:51 am

nooo nooo cmo pudo dcir eso nahuel! otra otra
Invitado

Volver arriba Ir abajo

2.10 El Infinito [+18]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 16, 2010 11:54 am

Alerta!: este capitulo si que es Hot así que los que no quieran leerlo esperen al próximo

2.10 El Infinito




-Jacob, mírame.- Le pedí cuando creía que había pasado el suficiente tiempo de shock frente a las palabras de Nahuel.
Siguió sin volverse hacia mí, tenía la mirada fija en la puerta por donde aquél estúpido había salido. No quería pensar en sus palabras, y mucho menos en lo que habían significado para Jake, quise borrar el último minuto, o poder volver atrás para taparle la boca. Pero estaba allí, con un licántropo mudo y sordo.
Le zarandeé lo mejor que pude para sacarle de su mundo.
-¡Jake! Por favor ni se te ocurra pensar ni un segundo más en esa tontería.
-Pero…- miró hacia el suelo- Pero tiene razón.
-¡¿Qué?!, ¿Puedes explicarme por qué tiene razón? Porque yo creo que es la mayor estupidez que he escuchado en mi vida.
Se sentó en un sillón ignorando mi rostro espantado y frunció el ceño.
-Necesitas un corazón fuerte… capaz de aguantar a tu cuerpo. Mi corazón es más fuerte que el de cualquier humano. Y capaz de igualar el poder de un cuerpo vampírico Nessie.
Me puse a dar vueltas por la habitación, estaba desquiciada, y él también. Sabía que una vez lanzada la idea al aire sería imposible quitársela de encima. Me superaba en cabezonería. No se me ocurrió otra cosa, me senté junto a él y puse mis manos sobre su rostro, cerrando los ojos. Me concentré en él muriendo, en su corazón dentro de mí, y visualicé un enorme acantilado abrupto, y a mí precipitándome sobre las rocas.
Me quitó las manos de encima.
-Eso es lo que haré Jake, si se te ocurre hacer esa estupidez que estás pensando yo iré detrás de ti.
-¿Y si es la única solución?
-No es la única, puedo transformarme en vampiro, que no lo hayamos intentado no significa que no vaya a servir, se que funcionará.
-Pero yo puedo darte una vida lo más humana posible, una vida en la que podrás seguir soñando, donde continuarás sonrojándote, donde tu corazón seguirá latiendo.
-No existe una vida así sin ti, ¿Con quién crees que voy a soñar si no es contigo? ¿Quién va a hacer que me sonroje? ¿Y por quién va a latir mi corazón? Jake- acerqué la palma de su mano a mi pecho.- Esto, es solo un órgano, un órgano que no necesito para amarte, para vivir feliz. Y aunque no me dé vida, seguirá moviéndose, porque eres tú el que lo impulsa. Y si es por ti… si no puedes soportar la idea de amar a un vampiro…
Silenció mis palabras con un dulce beso. No apartó su mano de donde yo la había dejado.
-No vuelvas a decir eso, siempre te querré, en cualquier forma posible- Habló con su boca pegada a la mía- pero me produce pánico pensar que la transformación podría matarte, en cambio mi corazón es una apuesta segura.
Ni siquiera me concentré en lo que decía, porque su mano libre se estaba deslizando por mis muslos, acariciándolos suavemente, levantando mi camisón, subiendo cada vez más.
-Cierra el pico…
Apretó mis pantorrillas con fuerza y me echó hacia atrás con su cuerpo.
-Estaba a punto de hacerlo.
Nuestras lenguas se entrelazaban, buscándose con locura. Tiré de su camiseta hacia arriba hasta zafarme de ella y rodeé sus hombros con mis brazos. Era increíble, a pesar de que yo era más cálida su ardor me desbordaba. Imitando mi gesto sacó el camisón por mi cabeza y lo tiró al suelo. Se apartó de mí y me miró. Primero la cara, luego el cuello. Con la yema de sus dedos acarició mi clavícula. Suspiró y cerró los ojos.
-¿Te ocurre algo?
No paró de tocarme.
-No es nada, solo que…- Me miró dudoso- Creo que no se cómo hacerlo.
Le observé perpleja, estaba temblando.
-Tú nunca…
-¡No!, bueno, no podía hacerlo, o no quería.
-Estabas… ¿Esperándome?
Sonrió y sus dedos llegaron hacia mi pecho trazando círculos alrededor de él.
-Algo así, no habría podido hacer otra cosa, me es imposible imaginar a otra persona. Podría haberlo hecho, pero no habría tenido ningún sentido.
Cerré los ojos para sentir mejor sus movimientos. Él siguió hablando.
-Solo pienso en ti, solo sueño con tu cuerpo, con tus hombros, con tus caderas- a cada nombramientos sus manos iban acariciando las partes- el ombligo, las piernas…- añadió deteniéndose demasiado tiempo en el recorrido desde mi ombligo hasta el comienzo de estas.
Un estremecimiento me recorrió entera, quise gritar, guiar sus manos allá donde él no se atrevía a llegar.
-No tengas miedo Jake- Desabroché el botón de sus pantalones y los bajé con ambas manos, Los dos estábamos desnudos, en ropa interior, el uno sobre el otro, deseándonos- Esto es lo que tenía que pasar, el único resultado posible de la ecuación. No podría desear nada más…
Volví a repasar con mis dedos aquellos abdominales marcados, Tersos, Sudorosos. Y deseé lamer todos y cada uno con mi lengua. Su cuerpo se movía rítmicamente hacia arriba y hacia abajo, expresando sus ansias de poseerme. Vaticinando lo que nos esperaba a ambos...
Cada parte de mi cuerpo pedía a gritos ser inundada por él. Mis piernas abriéndose. Las suyas acomodándose a mi movimiento. Mi espalda arqueándose desesperadamente. Su pecho pegándose a ella, acogiéndola.
Agarró mi pelo y me obligó a mirarle, mientras con la otra mano se despojaba de la única prenda que me quedaba. Jake me dio un último y frenético beso, y comenzó a descender poco a poco con su lengua, hacia mi cintura. Cerré los ojos y le sentí más que nunca entre mis muslos. Centrándose en mi como nadie lo había hecho, como no habría dejado que lo hiciera nadie.
La humedad pasó a formar parte de ese acto de forma natural, mientras Jacob apretaba sus manos contra mi estómago y rozaba mi clítoris con su lengua una… y otra… y otra vez.
Mis suspiros se unieron a los suyos y mi cuerpo se retorció, inclinándose hacia él. Enredé los dedos en su pelo. Los sollozos inundaron la habitación cuando su boca se hundió por completo en mí, frenéticamente.
Le impulsé con furia y rodamos hasta el suelo, quedando yo encima. Mi vida, mi cuerpo, mis pensamientos, todos fueron suyos en el momento en que con suavidad incliné mis caderas hacia las suyas y nuestros cuerpos se unieron por primera vez.
Ni siquiera me dolió, mis ojos se centraron en sus dulces labios, que se mordía conforme inclinaba la cabeza hacia atrás. Agarró mi cintura y se entrego a mi, envistiéndome al ritmo de mis caderas, al ritmo de su respiración, de su pecho, de mis gritos ahogados.
Cada vez más rápido, con más furia y pasión. Me eché hacia atrás dejando que tomara total control sobre mí. Consciente de que estaba completamente expuesta.
Con otra vuelta todo su peso volvió a estar sobre mí. Me cogió la pierna de derecha y la subió hasta su hombro, sin dejar de penetrarme. Agarrándola con fuerza y adentrándose hasta lo imposible.
Sus labios saboreaban mi cuello, mordiéndome el lóbulo de la oreja, hundiéndose en el hueco de mi garganta.
Sentí como llegaba el final. Fue como si miles de mariposas rompieran a volar en el estómago y chocaran una y otra vez contra el interior de mi cuerpo. Como si un rayo de sol hubiera entrado en mí y un millón de relámpagos me recorrieran hasta las extremidades. Como si todo el significado, toda la belleza del universo se hubiera centrado justo en ese momento y se hubiera mostrado ante mí.
Jake se estremeció una y otra vez y apretó mi cuerpo por última vez, después se inclinó hacia un lado y cayó extenuado.
Sabía que nada volvería a ser igual a partir de entonces. Le miré y no pude descifrar el significado de su rostro. Miraba hacia el techo con una infinita sonrisa, incluso reía.
No supe por qué hasta que un segundo después esa infinita felicidad acudió también a mis labios, y a mis ojos. Las lágrimas de alegría rodaron rápidamente por mis mejillas.
Lloraba y reía al mismo tiempo. Estaba muerta de cansancio y activa como nunca, mi corazón, que hacía unos minutos había considerado débil y enfermo estaba ahora a punto de explotar, de desbordarse y acabar conmigo para volverse eterno…
Los ojos de Jacob me acorralaron, brillantes y despiertos.
-Este es el mejor momento de mi vida…
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Invitado el Lun Oct 18, 2010 9:22 am

Otro otro otroooo! Por Dios como amo esta fic *-*
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertar (FanFic De Renesmee y Jacob)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.